viernes, 4 de junio de 2010

Crónica de un robo (Hurto) anunciado


Ya hace unos post mas abajo hice referencia a los carteles pegados en el pizarrón de la facultad que contienen una leyenda del tipo: …” no deje bolsos, carteras, bla bla bla ¡!”… siendo estos una clara referencia que la facultad no se hace responsable en caso de hurtos y/o robos a los alumnos.
Pero hace unos días, mientras esperábamos al profesor y como es costumbre ingresamos al aula y cada uno fue dejando sus pertenecías en el banco de su elección y los que somos fumadores nos retiramos al pasillo a consumir un poco del vicio y charlar otro poco. Dentro del aula por lo general quedan en su mayoría las “chicas” y algún que otro que hace su suerte de paz antes de la batalla. Con el avistamiento del profesor por el pasillo, se genera la ola común y cada cual fue a ocupar su banco ya reservado, ahí fue la sorpresa.
El comentario general era que un extraño había ingresado en eso minutos anteriores y había sustraído (hurtado) una billetera de una cartera y un teléfono celular de otra. Algunos de los presentes dieron la descripción de un sujeto, su vestimenta y que hasta incluso había realizado alguna pregunta a algún alumno. El revuelo no tardo en llegar, alguno salió a ver si lo encontraba dentro del edificio, los/as damnificados se dirigieron a buscar a la guardia edilicia, etc.
Al día siguiente, en la cursada en que nos reunimos todos los asistentes el día anterior, empezó el tema.
El tribunal pasillo empezó a sesionar, algunos/as, comentaban lo sucedido, las victimas contaban las andanzas posteriores (desde ir a buscar a la guardia edilicia, pasando por ir a buscar al decano, hasta la denuncia en la taquería correspondiente), después de la reconstrucción del hecho, los futuros abogados (boga Lost) empezaron el debate. Alguno decía que el “robo” y otro lo corregía que era Hurto. Las teorías conspirativas no tardaron en llegar, desde que hay “arreglos”, hasta que estas personas son conocidas y concurren asiduamente a la facultad. Alguno proponía actitudes a tener en caso de encontrarlo infraganti, cagarlo a trompadas y otro lo corregía que serian lesiones, otros realizar un arresto civil (y después que hacemos?) y otros propusimos que en caso de encontrarlo llevarlo al baño y meterle la cabeza en el inodoro. Hasta acá, nada fuera de lo común de lo que son las charlas de pasillo, las “chicas” arengando, la tropa cacareando.
Ya fuera de la facu y haciendo una lectura posterior de lo sucedido se pueden extraer algunas cosas de lo sucedido:
·         En que nivel estamos que ya la facultad avisa de los posibles robos en la misma?
·         Justo tenían que robar a las “chicas”?. Son lo mas bravo que hay, hay lindas (algunas) pero el 99,9% de las futuras abogadas son lo mas combatiente que hay (muñecas bravas), te la siguen y te la siguen y te la siguen…
·         La guardia edilicia, es eso, gente que cuida el edificio (no tienen poder de policía).
·         Próximamente pegaran carteles en las escaleras y ascensores con leyendas que digan: “habiendo ascensores, la administración no se hace responsable de lo que le suceda en las escaleras”, “habiendo escaleras, la administración no se hace responsable de lo que le suceda en el ascensor”.
En fin, estas son algunas de las cosas que suceden en el habitad de una facultad, ya no solo son las sicopateadas de los parciales y de las mesas libres, ahora también tenemos la de los robos. Que es lo próximo?,  Un abuso sexual gravemente ultrajante?.
En lo personal lo que mas bronca me da es que después algún profesor te dice muy suelto de cuerpo (diarrea bucal): “Lo cierto es que si dejas un adoquin en la puerta de la facultad y regresas a los 5 años ya es abogado”. No seamos tan Hijos de putas, pero si no podemos ponernos de acuerdo en crear un ámbito propio para el estudio, que mierda vamos a esperar en el ejercicio de la profesión?.
saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario